Cómo hacer el Pavo Horneado Perfecto

pavo.jpg

Hornear un pavo jugoso y dorado y crujiente por fuera no es complicado. Descubre la mejor forma de hacerlo:

Coloca la rejilla en el tercio inferior del horno. Coloca el pavo crudo en la charola e introdúcelo al horno para asegurarte de que quepa antes de que el horno se caliente demasiado (solo para estar seguros).

Precalienta el horno a 220º C (425º F).

A continuación, prepara la charola de horneado y la rejilla. Rocía la rejilla con PAM (aceite en aerosol) para ayudar a que el pavo no se pegue a ella. Si no utilizas la rejilla, simplemente rocía el interior de la charola de horneado.

Retira todo el embalaje y la bolsa de menudencias (corazón, hígado y mollejas) y el cuello. ¡Arruiné mi primer pavo dejando la bolsa de menudencias adentro! ¡Todavía no puedo creer que haya hecho eso! Así que revisa el interior, tanto del cuerpo como de la cavidad del cuello.

Por lo general, descartamos las menudencias y utilizamos el cuello para una sopa. También puedes utilizar las menudencias para hacer el caldo para su relleno o salsa.

Simplemente corta el corazón y la molleja y pónla en una cacerola pequeña. Cubre las menudencias con agua, agrega una pizca de sal y lleva a fuego lento durante una hora más o menos. Te lo dejamos a ti.

El mejor pavo al horno

Preparación del Pavo

Enjuaga el pavo por dentro y por fuera con agua. ¡Si ves algunas plumas de pavo, retíralas!

Usa toallas de papel para secarlo completamente.

Cubre el interior de las cavidades con sal y pimienta.

Pon unas ramitas de tomillo, perejil o salvia en el interior y cubre la abertura con la piel sobrante. Si utilizas especias secas, agrega una cucharada más o menos de tu favorita. Puedes utilizar un pincho de metal para cerrarlo por completo, si llegara a ser necesario.

Coloca una cebolla partida en cuatro, dos o tres dientes de ajo, un par de zanahorias y la parte superior de un manojo de apio dentro de la cavidad del pavo. Puedes agregar tomillo, perejil, salvia fresca o seca si lo deseas.

Nos encanta el tomillo, así que podemos añadir una cucharada de tomillo seco y una cucharada de perejil en la cavidad si no tenemos nada fresco.

Cubre la cavidad más grande con papel de aluminio, pinchos metálicos o amarra con cuerda de cocina para que las verduras no se salgan mientras horneas el pavo.

Rocía el exterior del pavo con sal y pimienta. Presiona cuidadosamente la sal y pimienta sobre la piel exterior del pavo. Rocía generosamente todo el exterior del pavo con PAM Oliva o PAM Mantequilla.

Vierte una y media tazas de caldo en la charola para asar.

Antes de meter el pavo en el horno, calcula aproximadamente cuánto tiempo necesitará cocinarse. La regla general es de 25 a 30 minutos por cada kilo de pavo.

Introduce el pavo en el horno, con el lado de la pechuga hacia arriba, sin taparlo.

Durante los primeros 20 minutos, es necesario hornear el pavo a alta temperatura para que dore.

Luego, reduce la temperatura a 160º C (325º F) durante el resto del tiempo de cocción.

Al menos una vez, cada hora, retira el pavo del horno y moja el pavo con los líquidos de la charola por todas partes. Para hacer esto, inclina un poco la charola y utiliza una cuchara para verter los líquidos por todo el exterior del pavo. La piel quedará hermosa. ¡Me encanta la piel crujiente! No puedo evitarlo.

Comprueba la temperatura del pavo en los lugares donde la carne es más gruesa. Tal vez la pechuga o el muslo. En todo caso, la carne debe estar al menos a 70º C (160º F) antes de sacarla del horno.

Si está por debajo de esa temperatura, vuelve a poner el pavo en el horno durante otros 20 minutos.

Cubre la carne de la pechuga con papel de aluminio, si fuera necesario, para evitar que se cocine o dore demasiado.

Si no tienes termómetro de carne, perfora la pechuga con un cuchillo. Si los jugos de pavo son claros, y no rosados, debería estar bien. Una vez que el pavo esté cocido y lo retires del horno, colócalo en una tabla de cortar de tamaño adecuado y cúbrelo con papel de aluminio. Permite que repose así, por lo menos una media hora.

¿PAM Mantequilla o PAM Aceite de Oliva para el Pavo?

Con frecuencia, la gente prefiere el sabor y aroma de la mantequilla, sin embargo, el aceite de oliva es una alternativa agradable y no comprometerá en absoluto el sabor. Solo asegúrate de rociar tu pavo generosamente con PAM Mantequilla o PAM Aceite de Oliva. Si tu objetivo es una piel de pavo extremadamente crujiente, utiliza PAM Aceite de Oliva. El uso de aceite de oliva en la piel de pavo producirá una piel mucho más crujiente que PAM Mantequilla.

Tips más recientes

Tips más visitados